La ecuación más bella es… La ecuación de Dirac

«Estéticamente es elegante y sencilla», dice Jim Al-Khalili, de la Universidad de Surrey en Guildford, Reino Unido. «Esta ecuación es muy poderosa, sobre todo por lo que significa y por el papel que desempeñó en la historia de la física del siglo XX»

La ecuación de Dirac predijo la existencia de la antimateria

La ecuación fue descubierta a finales de la década de 1920 por el físico Paul Dirac. Sigue siendo muy influyente.

Unió dos de las ideas más importantes de la ciencia: la mecánica cuántica, que describe el comportamiento de los objetos diminutos, y la teoría especial de la relatividad de Einstein, que describe el comportamiento de los objetos que se mueven rápidamente. Como resultado, la ecuación de Dirac describe cómo se comportan partículas como los electrones cuando viajan cerca de la velocidad de la luz.

«Fue el primer paso hacia lo que se llama teoría cuántica de campos, que nos ha dado el modelo estándar de la física de partículas y el bosón de Higgs», dice Al-Khalili.

El físico Jon Butterworth, del University College de Londres (Reino Unido), también eligió la ecuación de Dirac.

«Me encanta la ecuación de Dirac porque combina una matemática elegante con enormes consecuencias físicas», dice Butterworth. «Paul Dirac estaba decidido a dar con una ecuación cuántica relativista adecuada para los electrones. Lo consiguió, pero las consecuencias fueron más trascendentales de lo que cualquiera podría haber soñado».

Quizás lo más espectacular es que la ecuación de Dirac predijo la existencia de la antimateria, la imagen especular de todas las partículas conocidas. Más tarde se descubrió que la antimateria existe en el mundo real.

«No está mal para una ecuación», dice Butterworth.

Lea más: ¿Cuál es la ecuación más bella?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.